Licuado de frutas y espirulina

Licuado de frutas y espirulina

Un batido al desayuno te brinda un shot de energía y vitaminas que agradecerás por el resto del día.
Una cucharada sopera de Spirulina en polvo
Un puñado de espinacas crudas
Dos piezas de fruta a elección: manzana, pera, fresa, plátano, etc
Frutos secos molidos: almendra, avellana
Frutas secas: dátiles, higos, coco.
Un vaso de líquido: jugo de naranja, agua, bebida vegetal
Endulzante natural al gusto: sirope de agave, stevia, miel
Una cucharada de aceite de lino o de sésamo

Mezclar todos los ingredientes en la juguera hasta que quede un batido de textura homogénea. Lo ideal es ir probando siempre con nuevos ingredientes, y reducir gradualmente el endulzante.

 

 

 

Licuado de vegetales y espirulina

Dos zanahorias

El jugo de una naranja

Una cucharadita de Spirulina en polvo

Pelar las zanahorias, cortarla en trozos medianos y licuarlas junto al jugo de naranja. Cuando esté todo integrado añadir la spirulina, mezclando bien.